Seleccionar página
#fotografía

Tierra de Mariposas, imágenes de resistencia y esperanza

Jueves 9 agosto, 2018 | 19
Domingo 16 septiembre, 2018 | 18

Hall Central

Muestra de María del Carmen Silva, fotógrafa y documentalista argentina radicada en República Dominicana

En Tierra de Mariposas, muchas de las mujeres retratadas, igual que en otros lugares del mundo, desde niñas cuidan a los demás, en ocasiones sin luz, sin agua, sólo con sus abrazos. Algunas de las imágenes tratan de reflejar de manera holística el devenir de las emociones por las cuales se pasa en toda lucha. Otras dan testimonio de con qué otros elementos se resiste: alfabetizándose adultas, con un lápiz y un cuaderno, con un sueño. Estas mariposas preocupadas por la tierra, la semilla, el ambiente, son parte de un testimonio de resistencia, dan señales de un mañana, de una esperanza.

María Del Carmen Silva es argentina y reside en República Dominicana desde 2005. Es fotógrafa, documentalista, curadora independiente y profesora de la Universidad Pedro Henríquez Ureña, Facultad de Arquitectura y Artes, de República Dominicana. Posee una extensa especialización académica como profesional de la educación y de las artes visuales. Desde 2002 hasta la fecha, ha presentado numerosas exposiciones de fotografía y sus documentales han sido proyectados en Argentina, República Dominicana, Cuba, Perú, Nicaragua y Estados Unidos.

Del 9 de agosto al 16 de septiembre de 2018. Entrada gratuita.
Visitas: Lunes a vienes de 9 a 21 horas, sábados, domingos y feriados de 10 a 20 horas.

b

Tierra de Mariposas, por Fabián Birbe

María del Carmen Silva expresa y da cuenta en imágenes de su propio proceso de re significación interior, a la vez que descubre a las mujeres de su nueva tierra. Como tantas y tantos, a inicios de la nueva centuria María dejó nuestro país. Su historia personal hizo que el destino no fuera el más previsible, así llegó a República Dominicana. Por desconocimiento, por prejuicio, la imagen real de la mujer dominicana le estaba velada. Y la iba a descubrir en el diario vivir, a través del objetivo de su cámara. La primera impresión fue de extrañeza. No veía muchas mujeres en las calles de Santo Domingo, por el contrario, sí a muchos hombres. Luego de ajustar el diafragma, comenzó a observar que la presencia femenina aumentaba sobre los fines de semana, allí el primer descubrimiento: durante la semana trabajaban duro, durante los fines de semana, ellas salían para integrarse a los planes de alfabetización, a terminar sus estudios, asistir a las universidades. Simultáneamente comenzó a escuchar la historia de tres mujeres dominicanas. Patria, Minerva y María Teresa. Las hermanas Mirabal. Las Mariposas. Así las conoce el pueblo dominicano todo. Las tres mujeres que se opusieron a la feroz dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina. Tres mujeres transformadas en bandera y resistencia. Conocer a las hermanas Mirabal significó para María un quiebre. La acercó a esas mujeres heroicas, a la hermana – Dede – que crió a los hijos de aquellas tres, a las mujeres que día a día cruzaba, que ya no eran tan invisibles. Le permitió descubrir otras ocultas, pero vibrantes biografías. Sus imágenes, que no son más que grabados de las retinas de María, rescatan a dos de esas mujeres. Sandra Castillo, una militante que denuncia y lucha para que la comunidad Paraíso de Dios – ubicada en los Bajos de Haina, al oeste de Santo Domingo y contaminada por plomo por la actividad de una vieja fundición de baterías – pueda revertir su situación. La segunda de estas nuevas Mariposas es Juana Ferrer; trabajadora del campo, ambientalista y luchadora por la equidad de género, nominada al Nobel de la Paz en 2005; que a través de la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (CoNaMuCa) posibilitó la trasformación de la vida de mujeres en siete provincias del país desde 1980. Estas fotografías son un homenaje a las mujeres dominicanas que luchan día a día por empoderarse, por recuperar derechos que nunca pudieron ejercer pero que poseen, pese a todo y todos. Es un homenaje en definitiva a esa pequeña gran Tierra de Mariposas.

Texto: Fabián R. Birbe [Museólogo y Curador]